MODIFICACIONES EN EL PROCEDIMIENTO CONCURSAL A RAIZ DE LA CRISIS DEL COVID-19

El pasado 28 de abril, a la vista de la grave crisis a la que se enfrenta todo el país, provocada por el COVID-19, el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto-ley 16/2020 de 28 de abril., la finalidad de la misma es ganar tiempo para aquellos que se encuentran inmersos o a las puertas del estado de insolvencia.

Los cambios que quedaron introducidos con la nueva reforma de la aplicación de la norma vigente, son:

  • Otorgar un año de plazo para aquellas empresas que tienen aprobado un convenio de acreedores, y no pueden pagarlo; mientras que en circunstancias normales, los supuestos de impago daban pie al inicio de la
  • liquidación de la sociedad, ahora contarán con un año de margen para hacer un nuevo plan de pagos.
  • Posibilidad de repetición de refinanciación de deudas homologadas judicialmente, durante el primer año desde su homologación inicial, con la norma durante este primer año se tenían que esperar sin solicitar refinanciamiento.
  • La amnistía a los insolventes como consecuencia del COVID19, hasta el próximo 31 de diciembre, desaparece temporalmente la obligación de presentar concurso de acreedores; amén de la imposibilidad de que los acreedores puedan solicitar concurso necesario.

A tenor de la opinión de varios expertos, quizá lo importante, es determinar si la quiebra es coyuntural como consecuencia de la situación actual, o bien si esas empresas no podrán recuperarse, en cuyo caso, lo conveniente sería presentar concurso.